El estilo industrial neoyorquino

 

 

 

El estilo industrial neoyorquino está basado en la utilización de materiales bastos y muebles en los que su estado natural forme parte de su belleza. Lo más importante es que el espacio sea contínuo y flexible para poder combinar y cambiar los muebles de sitio en función de la necesidad sin que se altere el aspecto final.

punto clave propone una combinación entre ladrillo visto y acero corten para las paredes con mezcla de madera envejecida y cemento pulido para el suelo. Para el contenido muebles y sillas metálicas de estilo años 50 con mesas rústicas, butacas de madera natural con auxiliares de acero, un par de piezas escogidas clásicas que le proporcionen un toque "chic", muebles para la vajilla realizados con materiales reciclados al igual que las alfombras, hechas con deshecho de neumáticos, una iluminación de corte industrial con un toque de vanguardia y mucha fotografía en blanco y negro.